2018-01 Un soplón en el oído de los peces

  • Help
  • Find
  • Facebook
  • Twitter
University of Pau and Pays de l’Adour (UPPA)
Traductions :
  • Voir la page en français
  • See this page in english
PDF
You are here:

Un soplón en el oído de los peces

El investigador del IPREM Gilles Bareille estudia junto a otros colegas de la UPPA los otolitos ubicados en el oído interno de los peces para saberlo todo sobre su vida.

 Para la policía, el sistema de geolocalización del teléfono móvil de un individuo puede ser decisivo a la hora de reconstruir sus pasos y acciones. Para el ojo experto de Gilles Bareille, un otolito es aún más temible si cabe, al menos cuando el sospechoso tiene escamas.

El otolito es una piedra minúscula situada en el oído interno de los peces no cartilaginosos que se caracteriza por ir formándose, día a día, mediante el depósito de capas concéntricas de carbonato de calcio y proteínas.

 

«Dado que cada nueva capa incorpora elementos químicos representativos del medio de vida, basta con analizar determinados marcadores y luego comparar los resultados con las características de los hábitats previamente cartografiados para determinar cronológicamente el recorrido de un pez, su lugar de nacimiento, los cursos de agua atravesados...»revela el investigador, ducho en la materia. ¿Elemental, mi querido Watson? ¡En absoluto! La herramienta de análisis microquímico de los otolitos desarrollada por el IPREM se basa en tecnologías punteras en química analítica.

 

 

Es el dominio de esta innovadora herramienta lo que permite a Gilles Bareille realizar estudios de largo alcance como el proyecto CARPOMIBA, realizado entre 2013 y 2016. Mediante el análisis de 732 otolitos con un láser de femtosegundo unido a un espectómetro de masas, CARPOMIBA permitió demostrar la eficiencia de la repoblación a la vuelta de los peces migratorios a la cuenca del Adour y el Nivelle.

Los trabajos del IPREM interesan hoy a mucha gente por las numerosas aplicaciones posibles que posee: determinar la calidad de un curso de agua, medir el impacto de los equipamientos en los ríos... Basta con aguzar el oído: los peces aún tienen muchas cosas que contarnos.

 gilles.bareille@univ-pau.fr (gilles.bareille @ univ-pau.fr)